HISTORIA

Roderich Thun y Manuela Tattenbach

Roderich Thun y Manuela Tattenbach.

Fuente: https://elsolweb.tv/.

En 1963 la propiedad la compró una Alemana llamada Manuela Tattenbach Yglesias y su esposo un Austriaco el Dr. Roderich Thun Stotzingen. Ellos vivían en las faldas del Volcán Irazú pero el coloso entró en etapa de erupción por lo que su actividad ganadera se vio afectada, fue entonces que decidieron mudarse a un lugar con un clima similar y Vara Blanca era ideal. La finca media 160 hectáreas, y explotaron la madera y también tenían vacas lecheras.

Esta pareja también hizo un aporte muy importante a la comunidad campesina no solo de Costa Rica, sino de Centroamérica, ya que fueron los fundadores del Almanaque Escuela Para Todos. La experiencia del Dr. Thun y de doña Manuela con los locales del área le hizo darse cuenta de que tenían curiosidad por saber sobre el mundo, los planetas, la historia y la cultura. Con el fin de instruir de manera sencilla, en 1964 apareció el programa de radio "Escuela Para Todos", en el que se respondían las preguntas que hacían los habitantes de las zonas rurales.

En los años sesenta había intensas campañas de alfabetización, pero una vez que los campesinos aprendían a leer no tenían qué leer, puesto que hasta las notas de los periódicos estaban escritas en un estilo que les resultaba difícil de comprender y se referían a temas que requerían de más conocimiento.

Aunque el Dr. Thun y doña Manuela estaban satisfechos con la reducción del analfabetismo en la región, se dieron cuenta de la falta de materiales de lectura. Decidieron entonces elaborar una publicación de comprensión accesible a cualquier persona que supiera leer, así fuera de forma rudimentaria. En 1966 se publica el primer Libro Almanaque Escuela para Todos. La distribución del Libro Almanaque llegó a todos los países del Istmo Centroamericano y ha alcanzó un tiraje que rondaba el medio millón de ejemplares por edición.

Rerefencia: https://almanaqueept.org/

El Dr. Thun y doña Manuela nunca tuvieron hijos, por lo que al morir su esposo donó poco a poco las tierras a los trabajadores de la finca. Las últimas 40 hectáreas no las logró vender por lo que las donó a otras familias, y uno de los beneficiados fueron los actuales dueños.

¿QUIENES SOMOS?

Somos una familia Costarricense, dedicada a labores del campo, ganadería, protección del bosque y ahora incursionando en Turismo Rural Comunitario.

La finca fue parte de los programas de FUNDECOR para la protección del medio ambiente. Oficialmente iniciamos operaciones en el 2018 cuando empezaron a llegar grupos interesados en visitar la capilla, motivados por conocer la historia y llegar a la cima, ya que tiene una vista espectacular. Por este motivo decidimos crear los senderos y abrir paso a las cataratas, para ofrecer una mejor experiencia a nuestros visitantes.

Estamos muy deseosos de poder recibir más personas que tengan un interés por conocer las maravillas del bosque, sus montañas, sus ríos, sus aves, y la Flora & Fauna.